Todavía existen muchos modelos de negocio en este país que no cuentan con un escaparate online perdiendo así la oportunidad de llegar a un importante nicho de mercado formado por los usuarios digitales.

¿Está la web de tu negocio preparada para la era digital? y de ser así,

¿Crees que cumple las expectativas exigidas por un cliente potencial?

Tener una web es necesario pero no suficiente…

 Con la irrupción de las nuevas tecnologías en todas las áreas, los mercados se han internacionalizado más que nunca traspasando todo tipo de barreras. El sector inmobiliario ha salido muy beneficiado con esta digitalización, ya que ofrece la posibilidad de exponer una gran cartera de bienes inmuebles sin ningún tipo de límites.

Por ello, aspectos como diseñar una web intuitiva, de fácil usabilidad, con impacto visual, etc, son relevantes a la hora de conseguir una buena experiencia por parte del potencial cliente, sin embargo, no son suficientes.

El 87% de la población nacional utiliza dispositivos móviles…

 Este dato confirma que España es uno de los países con mayor cuota de penetración de los smartphones del mundo, razón más que suficiente para adaptar tu web a dispositivos móviles.

¿Por qué es importante contar con un diseño responsive?

 Para no ser penalizados por Google…

 En abril de 2015, Google cambió sus algoritmos para que todas aquellas webs que no estuviesen adaptadas para los dispositivos móviles, no figurasen en las búsquedas de los usuarios, esto no quiere decir que desaparezcan, pero sí quedan relegadas.

Teniendo en cuenta el elevado porcentaje de personas a nivel nacional que realizan búsquedas en internet a diario, no contar con una web responsive, implica renunciar a un gran nicho de mercado.

Resultado: Reducción del tráfico de la web con la consecuencia de un menor número de conversiones.

Incremento de las ventas o contactos a través de los móviles

Que los hábitos de consumo han cambiado ya es una realidad y esto ha afectado a todos los sectores, incluido el inmobiliario. Materializar una venta de un inmueble a través de Internet, es quizás algo desmesurado, sin embargo conseguir contactos de calidad y potenciales clientes online tanto para venta como para arrendamientos, es algo que ocurre en el día a día.

Crear engagement y fidelización

Si contamos con una web que pueda ser visible desde cualquier tipo de dispositivo, ya sea un portátil, una tablet o un teléfono móvil y que además  ofrezca una fácil navegabilidad, es muy probable que el usuario repita su experiencia con nosotros y también la recomiende cada vez que necesite él o su entorno un servicio inmobiliario.

No nos olvidemos que el dispositivo móvil permite la interacción inmediata en tiempo real del cliente con nuestra marca.

Personal Branding

Si queremos que nuestra inmobiliaria no solo aparezca en las búsquedas de google sino que también adquiera una cierta notoriedad de marca dentro del sector, es fundamental contar con un diseño responsive. ¿qué pensaría un potencial cliente que quiere acceder a nuestro escaparate desde su tablet o teléfono y no pueda? La Imagen de marca online es la primera impresión del usuario.

Pero ¿qué es una web responsive?

Pues es aquella que cuenta con la capacidad de visualizarse a través de cualquier dispositivo sea móvil o no.

Este es el tipo de diseño más recomendado por Google, ya que ganaremos posicionamiento y con ello visitas. Si hemos decidido destinar una parte de nuestro presupuesto de marketing a crear una web, al menos obtener el mayor retorno posible en cuanto a resultados.

También existe la posibilidad de crear una web con un diseño específico para móvil o tablet.

¿Cuenta tu inmobiliaria con un escaparate online responsive?

¿Qué porcentaje de clientes recibes a través de tus medios digitales?

Diana Pardo on Linkedin
Diana Pardo
Redactora en BCN Capital Group
Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Experta en comunicación digital para empresa y startups.
Share This