Las nuevas tecnologías no solo han cambiado la forma en la que consumimos productos o servicios de todo tipo de sectores, sino que la comunicación empresa-cliente también se ha visto afectada por esta revolución. En BCN Capital Group lo hemos visto de manera clara a través de nuestro nuevo canal online.
En lo que respecta al sector financiero y también inmobiliario, tras ocho años de recesión económica y estancamiento, se abre una nueva era de crecimiento y evolución positiva.

La confianza lo es todo…

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, la relación empresa-cliente debe estar basada en la confianza, una vez se pierde, suele llevar un largo camino volver a recuperarla con todas las consecuencias que esto supone.
Algunas de las armas más efectivas de las que dispone cualquier compañía para situarse de nuevo en lo más alto, es utilizar las diferentes ventajas competitivas de las que dispone y orientarlas a su favor.

¿Qué es una ventaja competitiva?

Una ventaja competitiva, es un factor empresarial único que actúa como elemento diferenciador con respecto a la competencia dentro del sector.
Dentro de una análisis DAFO, las ventajas competitivas vendrían siendo las fortalezas con las que cuenta la organización que la sitúan por encima del resto.
Las ventajas competitivas deben ser reales, objetivas y sostenibles, esto quiere decir que tienen que ser suficientes para justificar el valor que nosotros le damos a nuestro producto o servicio delante del cliente potencial.

Siempre desde el punto de vista del cliente…

Puede ser que nosotros como agencia pensemos que contamos con un gran número de ventajas competitivas que nos hacen diferentes y mejores, sin embargo, si estas no son percibidas de igual manera por los clientes, no valdrán de nada.

Características de una ventaja competitiva:

1- Debe suponer un elemento diferenciador importante para los clientes, desde su punto de vista, no desde el nuestro

2- Deben ser sostenibles en el tiempo para poder consolidarse

3- Forman parte de la empresa y de sus valores independientemente de las personas que trabajen en ella

Una vez descrito este concepto, si todavía no cuentas con ventajas competitivas en tu modelo de negocio, quizás ha llegado el momento de plantearse las cuestiones necesarias para crearlas.
Por nuestra parte te proponemos una que viene de la mano de la nuevas tecnologías y que está dando excelentes resultados en el sector inmobiliario

La Realidad Virtual

La realidad virtual es una herramienta que nos han traído las nuevas tecnologías que ha supuesto una revolución en el sector inmobiliario ya que los clientes tiene la oportunidad de “visitar” en 10 minutos el interior de todas las viviendas que tengamos en cartera sin necesidad de desplazamientos.

Ventajas de ofrecer Realidad Virtual

Optimización de tiempo

¿Cuánto tiempo habéis perdido realizando visitas a inmuebles con posibles clientes que al final no se han cerrado? seguramente si lleváis años en el negocio inmobiliario mucho y la pérdida de tiempo se traduce en pérdida de dinero.
La realidad virtual facilita el trabajo del agente inmobiliario en su día a día optimizando por una parte su tiempo y recursos y por otra agilizando el cierre del negocio en caso de acuerdo.

Sitúa al cliente en tu terreno

Si un cliente nos encuentra a través de un anuncio en diferentes medios, lo más probable es que nos llame para citarnos en el inmueble de interés con el fin de realizar una visita física.
Con la realidad virtual este paso ya no es necesario, ya que lo que haremos será citar a ese cliente en nuestras oficinas para a través de la realidad virtual, mostrarle esa vivienda y otras muchas que compartan las mismas características dirigiéndolo así a nuestros inmuebles objetivo.

Impacto positivo en los clientes

La realidad virtual sorprenderá gratamente al cliente ya que en pocos minutos se verá inmerso en visitas en las que podrá dar un paseo por el jardín de la propiedad, echar un vistazo a todas las habitaciones y conocer todos los detalles de la vivienda

Útil en promociones por construir

Pensemos en las promociones de viviendas por construir con las que habitualmente cuentan las agencias inmobiliarias para su venta. Por lo general esta acción hasta hace poco se realizaba siempre sobre un plano con el que mostraba al cliente la estructura que tendría el inmueble deseado.
Imaginemos ahora poder mostrarle desde el primer momento una visita virtual a la vivienda. Además de tener un impacto visual muy superior a lo que él se pueda imaginar sobre el plano, es muy probable que si le gusta lo que ve, estemos una pasito más cerca de cerrar la venta.

Personal Branding

De nuevo sale a relucir la marca personal, la notoriedad de marca de nuestra agencia y del equipo de profesionales. Contar con las últimas herramientas tecnológicas y ponerlas a disposición de los clientes, sin duda nos dará prestigio en nuestra área de actuación, situándonos un nivel por encima de la competencia.
A estas alturas muchos pueden estar pensando que la realidad virtual no está al alcance de todos los bolsillos.

Apta para todos los bolsillos

Efectivamente hace tres años cuando salieron a la venta las gafas virtuales, su precio rondaba la cantidad de 4.500€. En la actualidad esta tarifa ha bajado a menos de 50€
¿No merece entonces la pena ofrecer un servicio de realidad virtual en nuestro negocio?

Diana Pardo on Linkedin
Diana Pardo
Redactora en BCN Capital Group
Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Experta en comunicación digital para empresa y startups.
Share This