Esta puede ser la pregunta del millón si te encuentras justo en ese momento de la vida en el que necesitas cambiar de hogar y has decidido vender el tuyo.
Muchos pueden ser los motivos que te lleven a tomar esta decisión: un cambio de residencia, movilidad profesional, incremento de los miembros de la familia, cambio de barrio, factores económicos y/o sociales, etc.

Pero la realidad es que si no somos expertos en el sector inmobiliario, probablemente caigamos en el error de poner un precio a nuestra vivienda por encima de su valor de mercado. ¿Por qué ocurre esto? ¿Cómo saber cuál es su precio justo? En BCN Capital Group te daremos fundamento para que valores correctamente tu vivienda.

Sigue leyendo…

Valor Emocional & Valor Real

Cuando queremos vender un inmueble, sea por decisión propia o involuntaria, lo cierto es que habremos vivido muchas experiencias en él (buenas y malas), por lo que a la hora de valorarlo, la parte emocional que todos los seres humanos tenemos entra en juego.

Quizás para un tercero nuestro hogar no sea el mejor del mundo, pero sí lo ha sido para nosotros.

Otro de los errores comunes es valorar nuestra vivienda en función del precio que tenga otra de similares características en el mercado. Incluso un piso que se encuentre en el mismo edificio no tiene porqué tener el mismo valor que el nuestro. Existen múltiples factores que influyen: entorno, situación metros cuadrados, altura, terrazas, etc.

¿Cuál es el peligro del valor emocional?

Pues precisamente que no suele ajustarse a la realidad.

Para evitar caer en estos errores tan habituales, lo ideal es no escatimar en gastos y contratar los servicios de un profesional del sector inmobiliario en nuestra zona que nos guíe y oriente a la hora de fijar el precio de venta.

Otra opción es realizar una tasación que nos dará un resultado más realista y concreto de su valor.

 

Consejos para Fijar el precio de una vivienda

1- El beneficio no lo es todo.

Por supuesto, todo dependerá de la urgencia que tengamos en vender, pero lo cierto es que no podemos centrar el valor de nuestro inmueble en obtener amplios beneficios en la venta. Si lo hacemos, seguramente ocurrirá que permanezca en el mercado más tiempo del deseado y acabaremos por rebajar su precio años después.

Si compramos el inmueble antes del crack inmobiliario (2008), puede ocurrir que pagásemos por él más de lo que vale en la actualidad en el mercado, porque aunque es cierto que el sector vuelve a estar en auge, no se han alcanzado los repuntes del pasado. Por lo que es probable que igual debamos ser realistas y olvidarnos de hacernos ricos con la venta.

2- Analiza todos los factores que afectan a tu vivienda

¿Está el inmueble situado en el centro de una urbe o por el contrario se encuentra a las afueras?
En caso de vivir en el extra-radio, ¿existen buenas comunicaciones? ¿está la casa o piso dentro de una zona residencial? ¿cuenta con zonas comunes o servicios extra: piscina, zona deportiva, parques infantiles, zonas verdes etc?
¿Cómo es el entorno o barrio donde se sitúa el inmueble: familiar, juvenil, estudiantil, etc?
¿Cuenta la propiedad con calefacción comunitaria, eléctrica, aire acondicionado?

Estas son solo algunas de las preguntas que te debes de hacer antes de ponerte a hacer números.

3- Contrata los servicios de un profesional

Enfatizamos este punto, porque en esta vida es imposible saberlo todo, y desde luego si nuestra actividad se centra en otro sector, es probable que nos encontremos perdidos. No nos dejemos llevar por consejos de familiares o amigos que seguramente sean bien intencionados, pero no se ajusten a la realidad.

Contrata los servicios de un profesional y vende tu casa por su precio justo.

Estudiamos sin compromiso la viabilidad de la hipoteca que necesites para la compra de tu vivienda.

Diana Pardo on Linkedin
Diana Pardo
Redactora en BCN Capital Group
Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Experta en comunicación digital para empresa y startups.
Share This